5 posibles sorpresas que podrían revolucionar el mercado energético en 2016

blog-30-dic

Los caminos del mercado son inescrutables. Por eso surgen análisis que dicen que el petróleo bajará de los 35 dólares, otros que volverá a los 50 y, por qué no, que se mantendrán en la misma línea que este año. Como no hay ninguna certeza, el futuro puede deparar más de una sorpresa.

Kurt Cobb, especialista en energía y medio ambiente y analista en el portal OilPrice ha escrito un artículo en Business Insider sobre cinco sorpresas, “no predicciones”, recalca, que podrían ocurrir durante el curso que viene en el mercado energético. “Naturalmente, estas sorpresas pueden llevar a los mercados y a los debates políticos a direcciones inesperadas”, asegura.

1. El precio del petróleo estará por debajo de los 30 dólares el barril a finales de 2016. Con el crudo caminando en la cuerda floja, rondando los 37 dólares, no es una locura pensar que el precio siga bajando. Lo que sí puede ser una sorpresa es que el precio sobrepase la barrera de los 30 dólares. Aunque el este escenario es poco probable, como explica Cobb: “El petróleo barato está dando un impulso a las economías del mundo, lo que elevará el crecimiento económico y aumentará la demanda de petróleo. Además, también puede pasar que los grandes productores de crudo cesen la perforación de pozos, lo que hará que baje la oferta de crudo y los precios suban”.

2. La producción de gas natural de EEUU disminuirá. A pesar de los bajos precios del gas natural en EEUU, la producción continúa creciendo. Gran parte de la producción ha venido de dos lugares en concreto: la Marcellus Shale, donde el precio ronda los 3-4 dólares por cada mil pies cúbicos de gas (unos 28 metros cúbicos al cambio); y los campos de fracking de Texas, donde la ‘locura’ por el oro negro ha hecho que se olviden del precio del gas allí producido.

Como la perforación mediante la técnica del fracking está en decadencia debido a los bajos precios del petróleo, la producción de gas también disminuirá, sobre todo la asociada a estos campos. “Sin embargo, una vez dicho todo esto, hay que recordar que la producción de gas natural en EEUU siempre ha desafiado todas las predicciones pesimistas”, reconoce el experto.

3. Varios proyectos de exportación de gas natural licuado de EEUU serán cancelados. Una de las cosas que más se han repetido en los últimos tiempos es que la ‘revolución del gas de esquisto’ serviría para que EEUU produjese más gas del que consume, lo que facilitaría la exportación de este material a otros países.

Desafortunadamente para la primera potencia mundial, dos cosas han ido mal: en primer lugar, la producción de EEUU ha continuado descendiendo y no ha excedido el consumo nacional (a pesar de haber tenido la mayor producción en su historia, las importaciones han supuesto el 3% del consumo en lo que va de año); en segundo lugar, con el precio del gas natural licuado rondando los 5 y 6 dólares en el mundo, las exportaciones resultan poco rentables a pesar de que en EEUU este gas cueste 2 dólares (un precio razonable sería si se pagase a 8 dólares o más).

Sin embargo, muchos proyectos de exportación se han firmado a largo plazo, por lo que ahora las ganancias sean mejores, se espera que en un futuro no muy lejano los precios remonten, por lo que cancelar contratos supondría pan para hoy y hambre para mañana.

4. El apoyo para tomar medidas contra el cambio climático aumenta en el Congreso estadounidense. “Sería una verdadera sorpresa si esto sucede”, reconoce el analista de OilPrices. Aunque tras la cumbre sobre el clima celebrada en París haya terminado sin grandes expectativas, lo cierto es que los grandes líderes mundiales han elaborado un acuerdo en el que se comprometen a reducir las emisiones progresivamente. No detallaron un mecanismo de aplicación, pero por lo menos hay una especie de pacto y de concienciación entre los grandes países.

Lo mismo podría ocurrir en el Congreso, dice Cobb. A pesar de que los republicanos, ahora mayoría en esa cámara, siempre se hayan opuesto a cualquier medida que perjudicase a la industria para luchar contra el cambio climático, cada vez son más los que están cambiando de parecer. Si un número suficiente de republicanos alza sus voces y se alía con los demócratas puede suponer un verdadero progreso. “Aunque eso, en año electoral, sería una auténtica sorpresa”, puntualiza.

5. El precio del petróleo en todo el mundo sigue bajando. En el pasado, la bajada de los precios del crudo ocurrió durante graves recesiones y a comienzos de 1980, después de un largo periodo de precios altos y de la más grave recesión desde la II Guerra Mundial. “Desde 2000 en adelante hemos sufrido una severa recesión, pero aún así la producción ha continuado”, señala Cobb.

Según cifras de la US Energy Information Administration, la producción de petróleo mundial ha crecido un 15,7% en los nueve años previos a 2005. En los nueve años que van desde 2009 hasta 2014 la producción solo ha crecido un 5,3%, a pesar de los precios récord y las inversiones masivas.

¿Por qué es poco probale que esto ocurra? Cobb responde: “La disminución de la producción mundial tendrá que contrarrestar dos puntos: el nuevo desembarco de Irán en el mundo energético tras la eliminación de las sanciones que le impedían producir y exportar petróleo; y la llegada de la paz en Libia y su consiguiente aumento de la producción de crudo”.

Visto en:  Economía Hoy
Bolsa de trabajo en: http://www.EmpleosPetroleros.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s