Síndrome del rescatado ¿Cómo sobrevivir a él?

Todavía es posible mantener alta la motivación de los ciudadanos en tiempos de crisis. Se trata de consejos sencillos que pueden ayudar a superar la sensación de abatimiento general que se cierne sobre toda la población, y con los que se pretende combatir el llamado «síndrome del rescatado».
«No es fácil mantener la autoestima cuando a diario nos bombardean con noticias pesimistas acerca de rescates, deudas y altas tasas desempleo. Y mucho menos, si se es uno de esos cinco millones de personas en busca de trabajo. Como tampoco lo es para aquellos ciudadanos que siempre han creído en un país del que se sentían orgullosos, y que ahora ven abatidos cómo gana descrédito y pierde influencia internacional. ¿Cómo no sucumbir al «Síndrome del Rescatado y no perder la autoestima?». Estas son sus recomendaciones:
1. Piense en positivo y cambie su lenguaje. Por ejemplo, si usted dice «estamos mal» esta configurando una creencia limitante que más baja autoestima le va a causar. Dígase otras cosas como esta: «nuestro país sigue siendo uno de los países mas ricos del mundo, lo estamos pasando mal, pero tenemos la fuerza suficiente para salir». Si usted cambia su lenguaje en su entorno, cambiará el lenguaje en los demás.

2. No se quede en el problema y busque soluciones alternativas. Si está desempleado y no encuentra trabajo, es el momento de buscar alternativas, cada uno en la medida de sus posibilidades. Por ejemplo, pensar en irse a otro país es duro, pero mírelo como una forma de cambiar de aires. Si usted tiene algunos ahorros, no es el momento de ser tradicional, busque un emprendimiento en sectores innovadores.

3. Es el momento de unirse a su familia más que nunca. En tiempos de crisis las familias se ayudan entre sus miembros.

4. Siga teniendo ocio, como sea. Si se queda en casa, desde luego solo conseguirá deprimirse más. Para pasarlo bien, no es necesario que tenga aficiones caras. Si le gusta el deporte haga «footing» si no puede pagarse un gimnasio. Salga con sus amigos y repártanse cada fin de semana en una casa distinta, compren la comida, charlen y disfruten: evitaran el coste del restaurante. Son solo algunos ejemplos.

5. Renuncie a la idea de que uno es lo que hace. Deje de decir: «yo soy abogado», o «soy fontanero» y sustitúyalo por «yo trabajo como…». Esto es más importante de lo que parece, porque con esa simple frase estaremos partiendo de una creencia limitadora a la hora de de buscar nuevas oportunidades laborales.

6. No sea un esclavo del mundo material. A todos nos gusta progresar también materialmente. Deténgase ahora y haga un inventario: ¿Qué es lo que tiene y ha conseguido? Disfrute de eso que tiene ahora, y mientras vienen mejores tiempos, siga disfrutando de su buen televisor y no se agobie por el último plasma.

7. Ahora es el mejor momento de pensar en su desarrollo personal. Si tiene actividades de desarrollo, que no tienen porque ser caras, equilibrara su vida de manera que esté más relajado y se sienta mejor para pensar en otras cosas, y no solo en «lo mal que están las cosas». Si usted puede, acuda a un coach, por ejemplo, o a cursos de desarrollo personal, centros de yoga, o simplemente al centro cultural de su ciudad a hacer un curso de pintura. Y si puede menos, compre aquellos libros que le gustan y léalos de otra manera. Es decir, subráyelos y escriba en un cuaderno las ideas principales de aplicación a su vida.

8. Haga ajustes en su estilo de vida. Para empezar, cambie su supermercado, compre con buena calidad pero más barato, y haga listas de cómo hacer comidas nutritivas y ricas gastando menos. Use más transporte público: es seguro y más barato. Use mucho menos su tarjeta de crédito, y para tomar vacaciones divertidas y relajantes puede hacer muchas cosas en lugar de irse a un hotel de lujo.
9. Y sea más activo socialmente que nunca. Usted pertenece a la sociedad civil. Por ejemplo, si usted está mejor que otros, hágase voluntario algunas horas de su semana a ONGs que ofrecen ayuda, o simplemente proteste por aquello que no se está haciendo bien yendo a un manifestación. Todo esto mejora nuestra capacidad de sentirnos más activos, manifestar nuestra crítica y ayuda a generar movimientos ciudadanos más poderosos y con más fuerza. Eso sí, respete a todo el mundo y respete la ley

¡Vence el síndrome del tiempo!

 

Bolsa de trabajo en: http://www.Empleospetroleros.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s