Estrés y ansiedad ‘enferman’ a empresas mexicanas

10175783_xl - copia

 

Estrés, ansiedad y alteraciones del sueño, figuran entre las enfermedades de mayor incidencia dentro las empresas. Más del 60% de las compañías en México reconoce alguno de estos problemas entre sus empleados, según la Encuesta de Salud 2015 de la consultora AON.

“Es la primera vez que las empresas refieren su preocupación y lo hacen porque están viendo lo que estos padecimientos ocasionarán a nivel resultados y de salud”, aclaró la directora adjunta del área de Siniestros y Beneficios de AON, Mónica Ham Alvarado.

63% de las organizaciones detecta “estrés” en su personal, 69% habla de sedentarismo y 55% enlistó trastornos del sueño.
Las cifras confirman poca proactividad de las empresas en medir los impactos de estos padecimientos. Solo 1% de las organizaciones tiene un programa de manejo de estrés y ansiedad, mientras que 16% de las firmas realiza estudios sobre cómo afectan los padecimientos a su personal.
Los cierto es que se están percatando que alguien con ansiedad no es productivo y eleva los gastos, comentó Mónica Ham.

Un empleado con estrés y ansiedad acude con más frecuencia a recibir atención de profesionales de salud mental, cardiólogos, neurólogos, gastroenterólogos, y eso implica menor productividad y bajo desempeño, menciona Fernando Noriega, médico cirujano de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Las empresas canalizan 71% del gasto hospitalario presupuestado a este tipo de cuadros. Una gran parte del desembolso es el costo de estar internado, indico Ham Alvarado.
A nivel país, el costo en servicios de salud por cada 100 empleados obesos -y padecimientos asociados-, asciende a 11,700 dólares anuales, de acuerdo con información de la Asociación México en Dirección de Recursos Humanos.

Mónica Ham señaló que los costos por ansiedad, traen “estrés financiero” a las empresas mexicanas, en buena medida por las complicaciones secundarias, entre éstas alteraciones del sueño, obesidad y, por consiguiente, colesterol elevado e hipertensión arterial.

¿QUÉ EXISTE, QUÉ FALTA?
“Otro reto es saber cómo actuar y dar seguimiento para evitar mayores gastos”, precisó Mónica Ham, médico por la Universidad La Salle.
Actualmente, 79% de las grandes empresas en el país (compuesta por más de 500 empleados) tiene programa de nutrición, 42% cuentan con un programa de actividad física, y 73% promociona la participación de sus empleados en actividades para mejorar la salud, permitiendo participar en ellas en la jornada de trabajo, de acuerdo con la encuesta de AON.
Sin embargo, hay grandes retos en otras áreas. Sólo 58% de las grandes empresas tiene un programa preventivo de salud. Únicamente 13% reconoce ofrecer algún tipo de incentivo, cuantitativo o cualitativo, por participar en el programa de salud y bienestar.
Un escaso 15% cuenta con alguna otra estrategia para aumentar el compromiso de sus colaboradores en el tema y 20% realiza encuestas a fin de conocer la opinión del empleado.
“Tener un área de salud ocupacional no es suficiente, ésta se encarga de ver accidentes o enfermedades generales. El gran reto es aprender a detectar qué enfermedades son más significativas en los empleados y qué podrías cambiar en el esquema de trabajo”, subrayó Mónica Ham Alvarado.
Una medida para llegar a esa información, es reunir más datos demográficos de la organización, entre éstos cifras de bajas laborales y ausentismo, así como exámenes y análisis de productividad de los empleados.

 

Bolsa de Trabajo en: http://www.EmpleosPetroleros.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s