Ocuparse o preocuparse… ¿Qué decides?

22 diciembre FOTO¿Sabias que las preocupaciones predisponen tu mente?.. Y por lo tanto, es muy difícil tener pensamientos positivos y objetivos. Para que esto no pase “no te preocupes, mejor ocúpate”.

Determina qué cosas te están generando este sentimiento de preocupación y comienza por buscar lo que puedes hacer para aliviar este sentimiento y estar mejor.

En primer lugar se objetivo y analiza si tu preocupación tiene  o no fundamento, ya que la mayoría de las preocupaciones son creadas por nuestra imaginación y nunca llegan a suceder, pregúntate si eso que te preocupa te pone realmente en peligro y si no es así, bájale al estrés y tranquilízate, así tu mente dejará de imaginar pensamientos negativos.

Y en segundo lugar pon manos la obra. Deja de preocuparte y ocúpate de cambiar el rumbo de las cosas, si te es posible, analiza si puedes hacer algo para cambiar esta situación y si es así, hazlo. Pero si después de pensarlo bien no hay nada que hacer, ¿para qué te preocupas?, si después de todo las cosas pasarán como deben ser.

Con esto no te digo que tengas que ser derrotista si no que hay que aprender que en la vida debemos ser lo suficientemente inteligentes para distinguir las cosas que nosotros podemos cambiar, valientes para enfrentarlas y solucionarlas, pero también tener resignación con todo lo que se nos sale de las manos y aprender a soltarlo antes de que nos causen preocupación y afecte nuestra vida. No todo en esta vida se puede modificar o ser cambiado.

Haz la parte que te corresponde y deja que las cosas fluyan… Y tú te ocupas o te preocupas?

Por: Alejandra Liévano

Bolsa de empleo http://www.EmpleosPetroleros.com