Aristas de la Reforma, es tiempo de cambiar formas de pensar.

foto 18 agosto(1)La Reforma Energética es una adecuación tardía de México a la geopolítica energética mundial. Se promueve una apertura del mercado mexicano energético, para la reducción de la exposición de capital por parte del gobierno y para asegurar la continuidad del gasto corriente de México.

A México le interesa mantener el control estratégico y la visualización de cuanto hidrocarburo podemos tener en superficie para su distribución e comercialización para su venta o transformación, dejando como no estratégico a la cadena de transformación y logística.

En una primera fase, Petróleos Mexicanos (Pemex) tendrá que mantener la producción de petróleo crudo en 2.5 millones de barriles diarios y la de gas natural en 5.7 mil millones de pies cúbicos diarios. Esto debe de ser posible, basado en las asignaciones que resulten de la Ronda Cero en el mes de septiembre. La expectativa de la Reforma es elevar la producción de crudo a 3 millones de barriles diarios en el 2018 y a 3.5 millones en el 2025, mientras que la producción de gas deberá crecer a 8 mil millones de pies cúbicos diarios en 2018 y a 10.4 mil millones en el 2025, según la expectativa oficial.Bajo los nuevos esquemas de exploración y extracción, en donde PEMEX puede participar en alianza o con socios, los modelos de contratos a utilizar serán:

  • Licencia. Transmisión onerosa de hidrocarburos extraídos.
  • Utilidad compartida. Porcentaje de la utilidad.
  • Producción compartida. Porcentaje de la producción.
  • Servicios. En efectivo.
  • Combinaciones de los anteriores. Con la Reforma, Pemex y las empresas privadas podrán participar en competencia en tres tipos de mercado.
  • Exploración y extracción, a través de las asignaciones o los contratos para la evaluación, exploración, desarrollo y explotación de campos en forma eficiente, basado en factores de recuperación.
  • Transformación y logística, mediante permisos emitidos para la inversión en infraestructura para la movilidad de crudo, gas o productos derivados y asignación de procesos específicos en refinación y petroquímica.
  • Comercialización, a través de permisos para la venta de crudo, gas, gasolina o petrolíferos.

La iniciativa considera que Pemex o las compañías con contratos de exploración y producción deberán (1) pagar derechos y (2) pagar el impuesto sobre la renta (ISR). A Pemex se le asignará un presupuesto y deberá pagar los derechos propuestos, pero se le reconocerán ciertos costos asociados a la operación o administración, con el sentido de poder mostrar en su estado de resultados utilidades después de impuestos.

Las empresas privadas podrán reconocer dentro de los contratos asignados a sus proyectos que tienen tantas reservas por desarrollar y producciones futuras, con el fin de que puedan apalancarse para solicitar a las fuentes financieras recursos para la realización del proyecto, asumiendo ellas los riesgos y no del gobierno mexicano. Pero deberán aclarar en la solicitud de recursos que los hidrocarburos en el subsuelo son de la Nación.

Pemex tendrá que transformarse en una Empresa Productiva del Estado en un lapso máximo de dos años, con un nuevo consejo de administración, un nuevo esquema de remuneración a su personal, respetando sus derechos laborales, una nueva organización y nuevas reglas de rendición de cuentas.

Algunas funciones que hasta ahora ha tenido Pemex pasan a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), a la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Entre los activos e información que pasan a otras áreas del gobierno figuran:

  • Transferencia de ductos e instalaciones de gas y contratos al Centro Nacional de Control de Gas Natural (CENAGAS).
  • Información geológica, de instalaciones y operativa en el Centro Nacional de Información de Hidrocarburos (CNH).
  • La adquisición y el procesamiento de información sísmica (a ser contratados por CNH).

Otras consideraciones que afectan a Pemex incluyen:

  • El fideicomiso público para promover el desarrollo de proveedores y contratistas nacionales de Pemex, creada en 2008, pasará al fideicomiso público para promover el desarrollo de proveedores nacionales de la industria energética, regido por la Secretaria de Economía.
  • Pemex no podrá reportar reservas.
  • Las negociaciones de terrenos en los nuevos contratos y en las actividades de exploración y explotación serán de jurisdicción federal.
  • La Procuraduría Agraria deberá estar enterada.
  • La Sener puede colocar testigos sociales.
  • Al no estar de acuerdo, se acudirá a un juez de distrito.
  • Apoyará el Centro Nacional de Avalúos.
  • En contratos de exploración y explotación de yacimientos transfronterizos Pemex tendrá una participación obligatoria de al menos el 20% de la inversión del proyecto.
  • PEMEX no podrá iniciar actividades, perforar pozos, desarrollar, explorar o realizar estudios de superficie si no son autorizados por la Sener vía CNH.
  • Al no cumplir con lo anterior, Pemex podrá ser sancionado con multas que pueden ir desde los 7,500 a 6 millones de salarios mininos del Distrito Federal.

México ha perdido oportunidades en el sector energía por la falta de aciertos en su planeación estratégica de largo plazo. Hoy en día México está influido por las condiciones geopolíticas, pero no influye en las mismas, sino que sólo trata de cubrir necesidades internas y externas, por ejemplo ahora busca nichos para vender petróleo a Asia, Suiza y Hawái, porque la mezcla mexicana es cada día más difícil de colocar en el mercado a buen precio. No cubrir necesidades –que se originaron al no aprovechar oportunidades en el pasado– podría ocasionar un colapso financiero, energético y del crecimiento del país.
Una vez cubiertas las necesidades de hoy, México podrá aspirar a volver a generar oportunidades. El mundo energético cambia, México llega tarde, por lo que tenemos que hacer la Reforma Energética en forma rápida y expedita, pero con planeación estratégica operativa, técnica, y económica, mas no política.

¿Dependemos del petróleo para mover la economía? R= SI
¿Pemex continuará laborando e incrementando su presencia? R= SI
¿Tenemos que organizarnos entre sindicatos, universidades, tecnológicos, empresarios, empresas, comunidades y gobierno estatal y federal, para ayudar a que PEMEX llegue a sus objetivos? R= SI
La industria de hidrocarburos es de alta inversión y de riesgo. R= SI

Cualquier variación en el tiempo de ejecución de proyectos en la industria de hidrocarburos afecta en llegar a los objetivos. R= SI
¿PEMEX seguirá siendo una empresa que depende de un presupuesto que le asigne la federación? R= SI
¿Existen oportunidades con la Reforma? R= NO, más bien, existen necesidades de corto plazo por cubrir y se requiere planeación de largo plazo.

Por. Ramses Peach

Analista de la Industria Energética

Pech.ramses@yahoo.com.mx
Twitter @economiaoil

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s