“El que no cambia todo, no cambia nada”

foto 23 eneroEn las empresas es común e incluso saludable establecer cambios, sin embargo  hay que reconocer que cualquier proceso de cambio es doloroso para aquel que lo experimenta, ya que implica abandonar hábitos, actitudes, rutinas o costumbres que quizá, por años han significado un patrón de comportamiento y que en infinidad de ocasiones están ligados a paradigmas o estereotipos que rigen la conducta.

Los cambios pueden darse por tres motivos:

1) Para resolver problemas actuales
2) Para aprender de la experiencia y adaptarse a los cambios externos
3) Para impulsar nuevos cambios

Y se llevan a cabo dentro de los procesos, en la maquinaria o tecnología utilizada e incluso en la estructura de las empresas; estos, pueden ser implementados por expertos en Desarrollo Organizacional contratados por la empresa o por los mandos gerenciales y directivos de las mismas.

Existen ciertos modelos dentro del Desarrollo Organizacional para implementar cambios uno de ellos es el modelo de cambio de planeación, este modelo aborda la idea de que toda la información debe ser libremente compartida entre la organización y el agente de cambio siendo muy útil únicamente si posterior al intercambio, la información puede convertirse en acciones de cambio para la empresa.

Este modelo estable los siguientes pasos para la implementación de un cambio:

1.- Exploración: observar y recaudar la información que nos permita localizar las fuentes de cambio o las necesidades al interior de nuestra empresa.

2.- Diagnostico: identificación y planteamiento de las metas que se quieren lograr.

3.- Planeación: coordinar los pasos para llevar a cabo los objetivos planteados (contratación de técnico para la capacitación a nueva tecnología, elaboración de un nuevo manual de procedimientos, etc.)

4.- Acción: Implementación de los pasos o fases planeadas anteriormente (Capacitación, cambio de actividades, cambios de estructura, etc.)

5.- Estabilización: Evaluación de los resultados y seguimiento a las nuevas modificaciones, con el fin de crear nuevos hábitos que permitan la permanecía de estos cambios (Evaluaciones periódicas, sistemas de recompensa o motivación, etc.)

Los cambios son importantes para la evolución y desarrollo de las empresas, sin ellos las empresas no resultarías productivas ni viables en ningún sector o industria. ¿Qué te pareció este modelo de cambios? ¿Has realizado cambios en la empresa para la cual trabajas? ¿Qué resultados ha tenido? Nos gustaría conocer tu opinión.

Por: Natalia Estrada

2 pensamientos en ““El que no cambia todo, no cambia nada”

  1. ME PARECE MUY BIEN TU MODELO DE CAMBIOS NATALIA ESTRADA, ADEMAS SON INDISPENSABLES PARA LAS EXIGENCIAS QUE TENDRAN LAS COMPAÑIAS PETROLERAS PARA ESTA NUEVA REFORMA ENERGETICA FELICIDADES Y SALUDOS!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s