El Potencial del EOR en México.

En el año 2010, tan sólo en los Estados Unidos, se tenían cerca de 200 proyectos de EOR (Enhanced Oil Recovery), de los cuales aproximadamente 66% son de inyección de gases y el 32% son térmicos y pocos de otros métodos.

La inyección de agua con químicos aditivos ha sido aplicada desde hace muchas décadas tanto en los Estados Unidos y Canadá como en México, básicamente por ser el método más económico, de menor riesgo operativo y, en algunos casos, el que representa el mayor incremento en el factor de recuperación por dólar invertido – el más simple.

Por otro lado, en México todavía no contamos con proyectos de inversión en EOR en el portafolio de hidrocarburos. Afortunadamente, existen algunas pruebas piloto que han sido exitosas. Es importante señalar que los métodos de recuperación mejorada requieren de acceso a tecnología avanzada y de alta especialización de recursos humanos, por lo que para desarrollar estos métodos es necesario establecer áreas especializadas dentro de las dependencias y entidades que puedan identificar los mejores candidatos (campos) para estos métodos, su diseño, evaluación, validación en pruebas piloto y su masificación.

Dadas las características geológicas, petrofísicas y del tipo de hidrocarburos que tiene nuestro país, el potencial del EOR se puede dividir en dos grandes rubros:
1. el EOR en carbonatos (la mayoría de los yacimientos de Cantarell, Ku-Maloob-Zaap, Complejo Bermúdez, Jujo-Tecominoacan, entre otros) y
2. el EOR en siliclásti cos (la mayoría de los yacimientos de Chicontepec, Cinco Presidentes y otros). Como es bien sabido, el 90% del volumen se encuentra en un número pequeño de yacimientos, lo cual establece una oportunidad para el escrutinio detallado de los métodos más recomendables para ellos. Utilizando los métodos más comunes de EOR se puede identificar que los yacimientos en rocas carbonatadas requerirán principalmente la inyección de gases y los yacimientos en rocas de origen clástico tienen un poco de mayor flexibilidad, permitiendo, para el caso de aceites pesados, el uso de métodos térmicos, por ejemplo.

Otra de las ventajas del EOR es que la inyección de gases producto de procesos industriales (como el CO2) es un método de recuperación muy efectivo, presentando la ventaja adicional de contribuir con la captura y almacenamiento de este gas de efecto invernadero, obteniendo un doble beneficio: el ambiental y el de la recuperación adicional de petróleo.

Si pudiéramos detonar tan sólo el 10% del volumen remanente, tendríamos aproximadamente 26 mil millones de barriles adicionales de producción de petróleo. Esto es un potencial del orden de las reservas 2P (probables y probadas) y más del doble de las reservas 1P (probadas) hoy conocidas en el país. Si sólo habláramos del 5% como recuperable producto de los métodos de EOR, tendríamos un volumen superior a las reservas 1P. Si este volumen pudiera ser explotado en 20 años, podríamos incrementar la producción nacional en más de 1.5 millones de barriles diarios, adicionales a la producción que Pemex pudiera proveer con sus presupuestos y capacidad de ejecución finitos.

Para detonar este potencial y verlo refl ejado en las reservas de México y en un incremento considerable de la producción nacional es necesario, inicialmente, establecer una Estrategia de Recuperación Mejorada como parte de la Política de Hidrocarburos con una visión de largo plazo, tomando en cuenta que los proyectos de inversión del sector hidrocarburos (incluidos los de EOR) tienen horizontes de 20 años o mayores y requieren un análisis adecuado de costos.

Esto requerirá de inversiones importantes que muy probablemente estarán por encima del techo presupuestario de Pemex. Una salida lógica, con base en el nuevo marco legal, son los contratos de desempeño, donde la parti cipación privada permitirá contar con el financiamiento necesario para estas actividades, así como el acceso a tecnología avanzada y, lo más importante, experiencia en este tipo de proyectos.

Debido a que la mayoría de los campos de México son campos maduros, prácticamente todos nuestros campos requerirán eventualmente incrementar su factor de eficiencia a través de métodos de EOR, incluyendo los campos maduros desde nuestro valioso Akal (Cantarell) hasta los más pequeños, los campos más retadores como Chicontepec y en el largo plazo inclusive los campos que descubramos en aguas profundas. Es por esto que es de suma importancia establecer una estrategia y hacer las adecuaciones en las dependencias y entidades, así como en la industria y academia para prepararnos para este recompensable reto.

Por: Adriana Madrigal 

Un pensamiento en “El Potencial del EOR en México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s