Análisis de Riesgo por Capas de Protección

Este término suena familiar si lo relacionamos con sus siglas en inglés LOPA (Layer of Protection Anayisis) sin embargo, ¿qué hay detrás de esta herramienta para el análisis y la administración de riesgos en procesos petroleros?

Hacia finales del siglo pasado, hubo aproximaciones que fueron dando origen a esta herramienta. Dowell, 1997; 1998; 1999; Bridges and Williams, 1997; Fuller and Marszal, 1999; Lorenzo and Bridges, 1997; Ewbank and York, 1997; Huff and Montgomery, 1997). Como resultado de los escritos y las discusiones sobre el tema, entre el CCPS (Center for Chemical Process Safety) y el International Conference and Workshop on Risk Analysis in Process Safety, en octubre de 1997 en la ciudad de Atlanta, Georgia, se obtuvieron los puntos a desarrollar para LOPA.

 ¿Qué es lo que se busca con el uso de esta herramienta?

Como en otros métodos de análisis de riesgos, el propósito inicial es determinar si se tienen las suficientes capas de seguridad para hacer frente a un escenario de accidente, es decir,  si el riesgo puede ser tolerado.

De un catálogo determinado de capas de protección, ¿cuáles son las que requiere el proceso o la planta? Según el escenario planteado, una o varias capas de protección ayudarán a reducir la posibilidad de accidentes que irá en función de la complejidad del proceso o de la instalación, y de la severidad de las consecuencias. Tenga en cuenta que para un escenario determinado, bastará con sólo una capa, y ésta deberá trabajar con éxito para evitar que el incidente pase a ser un accidente. Sin embargo, puesto que ninguna capa es perfecta, ya sea por un diseño que con el tiempo se vuelve obsoleto, porque el personal no sabe mantenerla u operarla, o porque simplemente no son activadas de forma adecuada, habrá que poner suficientes capas de protección para hacer que el riesgo de accidente sea nulo.

Las Capas de Protección

Cualquier instalación debe ser segura desde su concepción y cada modificación que ésta sufra, deberá considerarse en el diseño del proceso la eliminación de riesgos de forma inherente, como ejemplo, la reducción de los niveles de inventarios de materiales peligrosos a través de la construcción de contenedores limitados en su capacidad, lo suficientemente grandes para satisfacer la demanda interna y lo suficientemente pequeños para no sufrir graves consecuencias por un derrame, una fuga o un incendio. Esta capa debe contar en todo momento de inspecciones y mantenimientos, cada uno con sus respectivos programas.

Una vez que la planta se encuentra en operación, los sistemas básicos de control de proceso son el primer nivel de protección, los cuales deberán mantener el proceso en los niveles de operación de diseño. Como ejemplo se tienen los dispositivos de paro/arranque por bajo nivel, por alto nivel, baja presión, alta presión, etc… son todos aquellos instrumentos que de forma automatizada, mantienen dentro de rango el proceso. El principal enemigo de estos sistemas es el error humano, cuando se inhiben, cuando no se les da el mantenimiento, cuando se estropean y no se remplazan y cuando no se da aviso de la falta de calibración.

Las alarmas críticas de proceso, son el segundo nivel de protección durante la operación, las alarmas son activadas por señales que emiten los sistemas básicos de control de proceso; para que estos sistemas puedan brindar la protección esperada, tienen que ser acompañados por la acción de equipos auxiliares para mitigar el efecto, es decir, que en caso de bajo nivel, las bombas entrarán en operación para restablecer el nivel de operación normal. Para completar esta capa hace falta la presencia del operador, es muy común que para restablecer un equipo que alarmó y actuó, se requiera que el operador vaya al sitio a restablecer. Esto obliga al personal a salir de un cuarto de control para ver qué fue lo que sucedió. Como complemento están los procedimientos para operar y para restablecer los sistemas.

En caso de que el proceso llegue a niveles extremos, la función instrumentada de seguridad llevará al proceso a un estado seguro.  Estos sistemas son independientes de los sistemas básicos de control de proceso, lo conforman equipos y sistemas independientes, que muy a menudo son redundantes en dos o en tres fases. Un ejemplo es el sistema de paro por emergencia que lleva a la instalación a un estado seguro con el cierre de las entradas y salidas de producción, y que además hace el venteo de las líneas de proceso que quedaron con presión.

Los equipos y sistemas de protección pasiva, son también independientes de otras capas y dan una protección adicional. Son capaces de actuar para mitigar fuego, gas tóxico o combustible, entre otros, y mitigan tempranamente las consecuencias de eventos repentinos. En la mayoría de los casos actúan antes de que el operador se dé cuenta. Típicamente son

diques, muros contra incendio, sistemas de drenajes, sistemas contra incendio, detección de gas, supresión de  fuego, etc…

Cuando todos los anteriores dispositivos fallan, se debe contar con un plan de respuestas a emergencias, en el cual se deberánconsiderar los sistemas de protección pasiva para que sean actuados por los brigadistas de forma manual, y así, hasta la evacuación de la planta. Contempla los escenarios y las formas en que se deberá actuar para preservar la vida y la integridad de las personas que se encuentran dentro de una instalación.

Por último, si este centro de trabajo se encuentra aledaño a una comunidad se deberán involucrar las personas ajenas a la planta dentro del plan de respuesta comunitaria a emergencias, si es que el siniestro sale de control.

El centro de proceso debe ser operado dentro de los parámetros previamente establecidos, cualquier condición anormal en el proceso, merece un análisis de causa raíz, identificando plenamente el origen de la falla.

Autor: Ricardo González C – Director General Adjunto CNH

Agradecemos el artículo que nos comparte nuestro amigo Ricardo González Carrillo, D.G.A de la Comisión Nacional de Hidrocarburos. El contenido de este blog es responsabilidad del autor por lo que no necesariamente refleja la opinión de EmpleosPetroleros.com y/o de la Comisión Nacional de Hidrocarburos. Si deseas compartir artículos en nuestro blog te sugerimos enviar un correo colabora@empleospetroleros.com. Los CVs enviados a esta dirección no serán tomados en cuenta.

2 pensamientos en “Análisis de Riesgo por Capas de Protección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s