Lo que tu Lenguaje Corporal dice en una Entrevista

Cuando nos presentamos a una entrevista laboral nos preocupamos mucho por presentar un currículum bien estructurado, asistir con la ropa adecuada y ponemos empeño, en mostrar lo mejor de nosotros durante la entrevista. Sin embargo, hay un factor muy importante que puede hacer que te vuelvas un candidato no viable o todo lo contrario, que seas tú, la persona que obtenga el puesto; y todo esto sin que digas una solo palabra.

¿Cómo puede suceder esto?

Existe un elemento al cual aparentemente no prestamos atención pero que inconscientemente nos deja mucha más información que todo lo que hayamos conversado. A esto se le llama, Lenguaje Corporal que se define: Como aquello que estudia el significado expresivo, apelativo o comunicativo de los movimientos corporales y de los gestos aprendidos o somatogénicos, no orales, en relación con la estructura lingüística y paralingüística y con la situación comunicativa. En resumen, nuestro lenguaje corporal muestra en realidad quiénes somos.

¿Sabes que estás transmitiendo?

Tu postura

¿Qué transmite?

Entrelazar los dedos

Autoridad

Tocarse la oreja

inseguridad

Mirar hacia bajo

No creer en lo que se escucha

Frotarse las manos

Impaciencia

Inclinar la cabeza

Interés

Caminar erguido

Seguridad en sí mismo

Jugar el cabello

Falta de seguridad en sí mismo

Brazos cruzados

Actitud defensiva

Piernas cruzadas (balanceando un pie)

Desinterés y/o Aburrimiento

Manos en las mejillas

Evaluacíon

Frotarse un ojo

Dudas

Tocarse la nariz

mentir

Palmas hacia arriba

Honestidad, apertura

 

Como podemos observar es muy importante saber y entender lo que nuestro cuerpo está diciendo por nosotros. El Lenguaje Corporal puede convertirse en una herramienta que nos permite reafirmar aquello que nos interesa reflejar ante los demás. Sin embargo especifico, no se puede engañar a través del lenguaje corporal, si no somos congruentes en lo que pensamos y hacemos simplemente se notará e incluso puede mostrarnos como personas deshonestas.

Por todo ello, debes asegurarte siempre de que si dices que puedes cumplir satisfactoriamente con cierta función, tu mirada, tus gestos, tu expresión y tu tono de voz también estén diciendo lo mismo.

 

Por: Natalia Estrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s