El estrés es un costo oculto dentro de las empresas.

Actualmente se ha visto que vivir bajo estrés genera un bajo rendimiento en distintas áreas: personal, familiar, laboral y hasta social. Muchas empresas no toman en cuenta que la salud mental y física son motivantes fundamentales de bienestar que conducen a mayor rendimiento, mejor ambiente en las relaciones laborales y a lo largo del tiempo, genera grandes ahorros.

El Presentismo laboral es considerado como aquellos empleados que están en el trabajo pero no funcionan de manera total, es decir, que están trabajando con enfermedades generadas por estrés: migraña, depresión, dolor de espalda, trastornos gastrointestinales, etc.

De acuerdo a las estadísticas de Intersistemas, (empresa dedicada a campañas de bienestar y programas de apoyo al empleado), tener trabajadores que sufren de estrés genera “costos ocultos” para la organización.

  • La depresión cuesta a las empresas estadounidenses más de 35 mil millones de dólares al año.
  • El 70% de las enfermedades que pueden prevenirse están relacionadas con el estilo de vida.
  • El 80% de las visitas al doctor tienen que ver con el estrés.
  • El dolor en el trabajo (incluido el de espalda y cabeza) implica un gasto cercano a los 47 mil millones de dólares anuales.
  • Un equipo de investigadores calculó que el costo total del presentismo en Estados Unidos es mayor a 150 mil millones de dólares al año.

La buena salud de los empleados permite ahorrar, pero ¿Pueden los programas de promoción de la salud y bienestar pagarse a sí mismos? Varios han comprobado su efectividad:

  • En 1999, un programa comprensivo de manejo de la salud en Citibank calculó que el ROI era aproximadamente de 4.56 a 4.73 dólares por dólar invertido en él.
  • Un meta-análisis de los programas de promoción de salud en el sitio de trabajo encontró una reducción promedio en costos médicos de un poco más de 25%.

Con base a estos estudios, las empresas deben dejar de pensar que los esquemas de promoción de salud y bienestar son gastos y comenzar a considerarlos como inversión. Creo que a muchos nos caería bien ese tipo de programas, ¿Qué opinan?

Autor: Marleth Domínguez.

Fuente: http://www.intersistemas.com.mx

Un pensamiento en “El estrés es un costo oculto dentro de las empresas.

  1. Claro que estoy de acuerdo contigo Marleth, desgraciadamente en éste México nuestro son muy pero miy contadas las empresas que visualizan la salud y bienestar de su trabajador como una inversión, debería existir una Ley que regularice y generalice ésto realmente ya que es de suma portancia, no sólo por la salud y bienestar deltrabajador sino de su familia también.

    Hacer talleres familiares dónde se den pláticas y apoyo es de suma importancia ya que en éste ambiente petrolero algunos tenemos jornadas muy largas fuera de nuestro hogar.

    Seguiremos esperando el día que las empresas vean eso cómo algo escencial, ojalá no me canse de esperar.

    Saludos

    @IngPetrolero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s