Once cosas que no sabías de una entrevista laboral

Durante una entrevista, el reclutador intenta crearse una imagen de quién eres; puedes contestar correctamente todas sus perguntas pero ¿qué hayde todo lo demás que hacen estando juntos en ese lapso? ¿Deberías aceptar una taza de café? ¿Qué le dice tu movimiento de manos? ¿A quién se supone que deberías ver cuando hay más de una persona entrevistándote?

surprise

En su libro “Crazy Good Interviewing: How Acting A Little Crazy Can Get You The Job”, los autores John B. Molidor y Barbara Parus nos dicen que una persona que busca trabajo debe tomar en cuenta que un entrevistador puede provenir de una generación distinta o bien puede tener una personalidad distinta al entrevistado, lo cual se puede tomar como ventaja.

A continuación algunas cosas que no sabías acerca de una entrevista pero tal vez deberías.

1.- Si te ofrecen algo de beber que no sea agua, especialmente café, no lo aceptes.

El entrevistador no desea perder diez minutos sólo para preparate una taza de café. Y si tuvo un día pesado, esto sólo lo incomodará un poco más. Recházalo cortésmente ya que aceptarlo puede crear una distracción del objetivo real de la reunión.

2.- No te sientes hasta que te lo indiquen.

Siéntate hasta que te ofrezcan una silla ocupando el mayor espacio posible dentro del asiento con la espalda y hombros derechos. Ofrecer una imagen de timidez no le ofrecerá confianza a un potencial empleador para contratarte u ofrecerte responsabilidades.

3.- Intenta adivinar la edad de tu reclutador y altera tus respuestas dependiendo de ello.

Las diferencias generacionales son más dintintas en los valores, estar consciente de ello puede darte una idea de lo que tu entrevistador busca en un empleado. Con un poco de práctica puedes llegar a dominar cuáles son los valores más apreciados por cada generación.

4.- Ofrece atención a todas las personas en un panel de varios entrevistadores, a través del contacto visual con todos ellos en diferentes momentos mientras respondes.

En un panel de entrevistas siempre empieza tu respuesta manteniendo contacto visual con la persona que hizo la pregunta, después haz contacto visual de forma suave y aleatoria con el resto de los integrantes. Al terminar tu respuesta regresa el contacto visual con la persona inicial que hizo la pregunta.

5.- Si tu reclutador está haciendo juegos mentales contigo, no le reveles que ya te diste cuenta de eso.

Déjale al entrevistador la tarea de jugar mentalmente y no permitas que eso afecte tu estrategia. Algunos entrevistadores realizan estos juegos mentales para evaluar tus reacciones.

6.- Si no estás seguro, siempre viste ropa de tonos suaves.

Por supuesto que siempre te debes vestir lo mejor que puedas para una entrevista laboral, pero si no tienes certeza de la cultura laboral de la empresa es mejor usar ropa con tonos suaves o colores ligeros.

7.- Conoce los mensajes que envían tus manos.

– Enseñar las palmas indica sinceridad.

– Mantener las palmas hacia abajo es un signo de dominación. No muevas las manos con las palmas hacia abajo.

– Juntar los dedos de ambas manos para formar una especie de cúpula de iglesia demuestra confianza.

– Ocultar las manos, en un bolsillo por ejemplo, es una señal de que tienes algo que esconder.

– Golpetear con los dedos es una señal de impaciencia.

– Cruzar los brazos frente a tu pecho es una posición defensiva que indica desacuerdo o desagrado.

– Exagerar la gesticulación de tus manos es un punto de distracción.

8.- Conoce los mensajes que tu cabeza y tus hombros están enviando.

– Tocarte la oreja o rascarte la barbilla es un signo de que no estás convencido.

– Inclinar tu cabeza hacia adelante es una señal de timidez.

– Inclinar tu cabeza hacia atrás demuestra un exceso de confianza u orgullo.

– Inclinar tu cabeza hacia un lado se puede interpretar como aburrimiento.

– Inclinar tu cabeza ligeramente hacia un costado enseña que eres amigable y pones atención.

– Una mirada fija y vidriosa es señal de aburrimiento o de resaca.

– Parpadeo excesivo es un signo de que estás mintiendo.

– Un rostro duro o inexpresivo demuestra hostilidad.

– Encogerse de hombros puede ser visto como una muestra de voluntad para descargar un problema u opresión o es un signo de impaciencia y total desinterés; dependiendo del contexto.

9.- Identifica si el entrevistador es extrovertido o introvertido y altera tu lenguaje corporal dependiendo de ello.

La idea con esto es no alterar sus nervios o sacarlo de sus casillas. Con un entrevistador extrovertido se puede platicar con más animosidad; con un entrevistador introvertido lo mejor es relexionar en silencio y después responder.

10.- Sabrás que tu entrevista se desarrolló bien si tu reclutador:

– Mostró interés inclinándose hacia tí.

– Mantuvo retenidas sus llamadas telefónicas.

– Sonreía ocasionalmente y con movimientos aprobotarios de su cabeza.

– Exhibió algunas técnicas de reflejo.

– Preguntó cuándo podías empezar a trabajar.

– Llamó para pedir referencias tuyas después de la entrevista.

– Te enseñó los beneficios del puesto así como de trabajar en la empresa.

11.- Sabrás que tu entrevista no se desarrolló bien si:

– Tu entrevista fue muy corta.

– El reclutador se distraía con papeleo o llamadas telefónicas.

– No se mencionaron los pasos a seguir o tus expectativas salariales.

– Se te invitó a una subsecuente entrevista pero nadie te enseñó las instalaciones o te presentó a otros empleados.

Fuente: http://www.businessinsider.com/things-you-didnt-know-about-the-job-interview-2012-7


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s