¿Perros entrenados para detectar derrames de petróleo en el Ártico?

La filial de Royal Dutch Shell ubicada en los Estados Unidos, la Shell Oil Company ha tomado un enfoque innovador en la detección de derrames de petróleo en terrenos difíciles, concretamente están entrenando a un perro de y dos de raza border colliers.

La perforación para búsqueda de petróleo en el Ártico es un reto que enfrentan aquellas compañías que desean mantenerse competitivas y reclaman su parte en los rostros de las nuevas reservas. Una reciente “corriente de crudo” generada por las condiciones de calentamiento que terminó rompiendo el campo de hielo ártico –y permitiendo a las corporaciones petroleras el acceso a recursos aún no explotados en el continente-  podría proporcionar grandes ganancias, aunque asegurar el combustible fósil está repleto de retos peligrosos.

Para esto, Shell ha invertido en entrenamiento y pruebas para ver si los animales podrían ser de beneficio al navegar a través de los difíciles terrenos árticos y en la detección de petróleo. El programa de entrenamiento y pruebas fue tomado por la compañía noruega de investigación Sintef y empezó en el 2008.

Aunque los perros son usados comúnmente en una gran variedad de roles, desde operaciones de rescate hasta detección de drogas, probar diferentes razas y sus capacidades para detectar olores bajo el hielo y nieve para una compañía petrolera es un nuevo enfoque a considerar.

La pregunta es – sin la necesidad de equipos caros y pesados ¿cómo pueden las compañías petroleras descubrir si sus actividades de perforación  han causado derrames de crudo en el Ártico?, un escenario de pesadilla que puede resultar en una catástrofe ambientalista.

Los perros, con su alta sensibilidad a los olores, pueden ser la respuesta. De acuerdo con los investigadores, los caninos entrenados fueron capaces de detectar el aroma de petróleo hasta por cinco kilómetros con viento a favor en un derrame, lo cual significa que la idea pudiera tener algún mérito.

Sin embargo, grupos de oposición no están de acuerdo. Greenpeace es uno de los principales detractores a la idea de perforar el continente, en la creencia de que no poseemos el conocimiento requerido o la tecnología suficiente para ejecutar la idea de forma viable y segura.

El primer objetivo para Shell es la costa noroeste de Alaska, donde espera empezar las perforaciones este verano 2012.

Artículo extraído de SmartPlanet (liga – http://www.smartplanet.com/blog/smart-takes/dogs-trained-to-detect-oil-spills-in-the-arctic/24123)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s